+ 34 968 900 300

UNE-EN- ISO 22716 :2007 Cosmética, Buenas Prácticas de Fabricación (BPF).

16
Jun

Guía de Buenas Prácticas de Fabricación para productos Cosméticos (BPF).

BPF, ISO 22716, Buenas Prácticas de Fabricación, Cosmética

BPF, ISO 22716, Buenas Prácticas de Fabricación, Cosmética

REGLAMENTO (CE) Nº 1223/2009 de 30 de Nov de 2009

– Fechas clave: adopción por el Consejo, 30/11/2009; publicado en  Diario Oficial 22/12/2009; entrada en vigor 11/07/2013

– Busca la seguridad  para la salud de los productos cosméticos en condiciones normales

–  La dispersión actual de la reglamentación existente a nivel europeo de la normativa aplicable a los productos cosméticos ha hecho necesaria la aparición de un texto único que se aplicara de forma uniforme en todos los Estados miembros de la Unión Europea.

–  la forma jurídica elegida es el Reglamento que, a diferencia de la Directiva, no necesita de previa transposición al derecho interno de cada estado miembro para su aplicación, sino que tendrá aplicabilidad directa desde su aprobación, facilitándose así una aplicación armonizada de la norma.

–  además de eliminarse incertidumbres e incoherencias jurídicas, se evitarán divergencias en la transposición nacional aumentando la seguridad de los productos y disminuyendo la carga reguladora y los costes administrativos.

– ofrece una ventaja clara para las industrias del sector, ya que éstas no se verán obligadas a diferenciar su producción según el estado miembro en el que vayan a comercializar el producto, como ocurre actualmente.

– observa un refuerzo de determinados elementos para garantizar la seguridad de los productos en el futuro, y especialmente el de la evaluación de la seguridad de los cosméticos.

– un elemento crucial de la refundición es la claridad en torno a la información que debe contener la evaluación de la seguridad de un producto cosmético para demostrar que un producto introducido en el mercado es seguro.

– el refuerzo del control del mercado para que efectúen los controles pertinentes del producto, mediante el expediente de información sobre el producto y, cuando proceda, con controles físicos y de laboratorios de las muestras correspondientes.

– Como salvaguarda de la seguridad del producto, la nueva normativa introduce ciertas medidas de control respecto de los ingredientes utilizados en la elaboración de los productos cosméticos.

– Igualmente, el Reglamento ampliará las restricciones relativas al uso de las sustancias colorantes y conservantes, de manera que dichas restricciones también se aplicarán cuando la sustancia se añada al producto con fines que no sean servir como colorante o conservante.

– voluntad de suprimir la experimentación con animales sustituyéndola por otros medios alternativos. Hay que “jurar” que ni tú ni el resto de la cadena, lo han hecho.

– Aparte de garantizar la seguridad, el Reglamento busca otorgar a los consumidores una transparencia total respecto de los productos comercializados, así como la información necesaria para el correcto uso del producto. Con este fin, se modifica el etiquetado de los productos y se obliga al fabricante que informe debidamente al consumidor de los ingredientes utilizados–sin posibilidad de omitir ninguno de ellos ni siquiera por motivos de secreto, como se venía haciendo hasta ahora, y con especial referencia a aquellos susceptibles de ocasionar reacciones alérgicas- de la fecha de vencimiento del producto o, en su caso, del periodo máximo de utilización desde su apertura.

– con la finalidad de facilitar al consumidor la identificación de los ingredientes que se utilizan en el producto, la Comisión Europea elaborará un glosario de nombres comunes o estandarizados a utilizar en el etiquetado.

– Adicionalmente, este etiquetado deberá proveer al consumidor de la información necesaria para identificar al responsable del producto, permitiéndole asimismo el pedirle información adicional sobre los productos en cuestión o, en su caso, instar reclamaciones cuando el producto comercializado no se adecúe a la normativa.

Etiquetado e información a los consumidores: Se incluye en el etiquetado de los productos cosméticos un pictograma que hace referencia a la fecha de duración mínima, requisitos mínimos para la evaluación de seguridad y el expediente de información sobre el producto.

– Se mantiene el ámbito de la definición de productos cosméticos y se proponen nuevas definiciones como fabricante, importador, comercialización, efecto no deseado, efecto no deseado grave, etc.

– Se introduce el concepto de persona responsable establecida en la comunidad.

– Se introducen principios en el ámbito de las buenas prácticas de fabricación,  Pag-60, punto 16, pag-67, art 8

el muestreo y análisis, así como las reclamaciones relativas a los productos cosméticos.

– Seguridad del producto: Régimen diferenciado basado en la evaluación del riesgo para las sustancias carcinógenas, mutágenas o tóxicas para la reproducción (CMR); se permite, en condiciones estrictas, el uso de las sustancias CMR 1 y 2 si se comprueba que su uso en cosméticos es seguro

– Efectos no deseados: Se adopta un planteamiento para la gestión de los efectos no deseados y los efectos no deseados graves. Estos datos se incorporarán al informe sobre la seguridad del producto cosmético y se comunicarán al público. Se deberá informar activamente a las autoridades competentes sobre los efectos no deseados graves.

– La clarificación de algunos conceptos redundará en una menor incertidumbre legal: más negocio.

– Se prima la seguridad para el consumidor pero manteniendo los costes administrativos a un nivel razonable para que la industria siga invirtiendo en innovación.

 – La eliminación de divergencias entre legislaciones nacionales (mediante un reglamento y no una directiva) permitirá a cada industria nacional fomentar su expansión en el mercado interior de la UE.

 – Debe de asegurarse la trazabilidad en toda la cadena.

UNE-EN- ISO 22716 :2007 Productos Cosméticos, Buenas Prácticas de Fabricación (BPF) Guía de Buenas Prácticas de Fabricación

Con esta norma implantada, bien certficada o no, se cumplimeinto y evidencias de terceros que puede servir de apoyo y convencmiento a las compras en el extranjero, incluida la Comunidad Europea.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR